viernes, 15 de noviembre de 2013

EL PASADO, NUESTRA ESPERANZA. 25 DE NOVIEMBRE, DIA INTERNACIONAL CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO



Se acerca el 25 de noviembre, declarado como Día Internacional contra la Violencia de Género. Parece mentira que ya entrado el siglo XXI necesitemos efemérides como esta para recordar nuestra condición de personas, de sociedad en permanente cambio, buscando permanentemente el respeto y el sentido del ser humano, cayendo en los mismos errores, cometiendo las mismas equivocaciones… . Poco hemos avanzado.

 Ya en el siglo VI a.C., Pitágoras alertó a la sociedad de su momento: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”. Tan antiguo y tan moderno.  Restamos valor a la infancia y es, sin embargo, el cimiento base de una sociedad. Todo aquello que rodea al niño o niña es asumido por él o ella, interiorizado y después puesto en práctica.
De poco o nada sirven las moralinas. Es el actuar diario, cotidiano, el que marca las pautas de comportamiento. En nuestro centro buscamos permanentemente eso mismo: relacionarnos con respeto y tolerancia, conscientes de que todos somos iguales pese a las diferencias que cada cual posee. Nadie es más ni menos que nadie.
No queremos olvidar todas las personas maltratadas, ultrajadas, vejadas, asesinadas... a lo largo de la historia. Ni debemos. Olvidar el pasado supone condenarnos a volver a repetirlo. Pero, precisamente en homenaje a ellas, queremos apostar en positivo, buscando los puntos de encuentro que nos unen, enriqueciéndonos mutuamente, intergeneracionalmente.  Entre todos los componentes de la comunidad educativa podemos conseguir mucho si cada uno, en su actuar diario, dignifica a la persona por ese mismo hecho, ser persona. Ni más ni menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario